El aumento del uso de aplicaciones de videollamadas durante el confinamiento, también ha incrementado el número de denuncias de delitos sexuales contra menores cometidos a través de estas herramientas.
 
Para verlo de forma gráfica, las primeras semanas de confinamiento el uso de las aplicaciones de videollamadas más populares: Skype y las videollamadas de WhatsApp se multiplicaron por 8 y por 4 respectivamente.   
 
Los ciberdelincuentes suelen ganarse la confianza de sus víctimas -a las que, en ocasiones, ocultan su verdadera edad- para conseguir que les envíen imágenes o vídeos de contenido sexual como paso previo a intentar fijar una cita.
 
Webcam, videollamadas y confinamiento: riesgos y consejos de seguridad para menores de edad. 
 
 
Loading...
Share This