Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra "Política de cookies."
 
Reciba nuestro newsletters en su email:
Inicio
QUIENES SOMOS
Centro Documental
Fuentes Documentales
Hemeroteca
Agenda
Localización y contacto
Enlaces de Interés
Foro
¿Por qué ven porno nuestros hijos?
Mujerhoy.com, 25/02/2017
Casi el 10% de los consumidores de pornografía en internet son menores de 10 años, niños y niñas que creen que lo que están viendo son situaciones reales. ¿Qué es lo que buscan?¿Les estamos protegiendo? ¿Estamos ciegos o preferimos no saber?

 
Una mujer, digamos que se llama Susana, descubre en el historial de su ordenador portátil un reguero de páginas pornográficas. Lo primero que hace es preguntarle a su marido, pero él niega haber estado en esas webs. Ambos repasan el camino dejado de videos de Youtube que van pasando del último al primero, que es... ¡de Bob Esponja! Se miran incrédulos. ¿Puede su hija de ocho años haber estado consumiendo porno? ¿Cómo ha llegado hasta ahí? Cuando Susana le pregunta a la pequeña, la niña lo niega. Pero ante el tono tranquilo de su madre y su insistencia, acaba por confesar la verdad: en el colegio había escuchado algunas palabras y quería saber lo que significaban. Al ponerlas en el buscador, salieron aquellos vídeos. 'Mami, ¿es eso lo que hacéis cuando hacéis sexo?', pregunta, pero Susana, atribulada, solo atina a decir: 'Luego hablamos'.
 
El caso no es aislado. Según el proveedor de ciberseguridad Bitdefender, pese a que las webs piden confirmar la mayoría de edad, casi el 10% de los consumidores de porno en internet tiene menos de 10 años. Además, la Asociación Protégeles señala que el 53,5% de los adolescentes españoles de entre 14 y 17 años suele ver porno en Internet, mientras que un 4,1% de los menores de 11 y 12 años recibe contenidos sexuales en el móvil.
 
¿Qué está pasando? Nada nuevo en cuanto a contenido aunque sí respecto al modo de acceso a la información. Tendemos a ver a los niños como seres angelicales, pero lo cierto es que el sexo despierta una curiosidad casi innata en ellos, que se ve acentuada por las respuestas incómodas que suelen dar los adultos cuando se menciona el tema. A veces, los niños se atreven a preguntar pero, si los mayores evitan hablar de sexo y ellos no se sienten escuchados, harán lo que hacemos todos cuando tenemos dudas: buscar en Internet. Según la compañía de seguridad Kaspersky Lab, el 39,9% de las búsquedas de los niños españoles estaba relacionada con contenidos pornográficos. 
 
Seguros en la red
 
Lo primero es poner el ordenador en un lugar que permita ver la pantalla. Además, se puede activar un sistema de control parental con alguna compañía de seguridad (muchas incluso ofrecen sistemas para monitorizar su actividad online a distancia). Sin embargo, hay que tener en cuenta que 'prohibirles' internet no sirve de nada: si un niño quiere acceder a la web, va a acceder antes o después. Así que lo importante es que entiendan los peligros que puede haber en ella, dedicarles tiempo, educarles. Cuéntales que es ilegal que los menores accedan a páginas pornográficas pero, sobre todo, aliéntales a confiar en ti para hablar del tema sexual con naturalidad. También puedes limitar el usos de los dispositivos electrónicos (las comidas, el tiempo de estudio, y la noche deben ser sagrados). Finalmente, da ejemplo y 'desconecta': aprenden por imitación y ver a los padres siempre enganchados a los dispostivos fomenta que ellos también lo hagan.
 
Que los dispositivos electrónicos a los que tengan acceso los niños estén protegidos con filtros adecuados para su edad es primordial. El más conocido de ellos es el control parental. 'Este módulo filtra los contenidos a los que los niños pueden acceder', explica Alfonso Ramírez, director general de Kaspersky Lab Iberia, una empresa de software de seguridad, que señala que los niños están muy por delante de los padres en tecnología. 'Y, sin embargo, no son conscientes de los riesgos', advierte.
 
Las amenazas más comunes para los menores en internet son la pornografía, los virus o las cuentas robadas, pero también el ciberacoso, que sufre un 7% de menores, según el estudio Growing Up Online, elaborado por la citada firma. Ramírez considera que la educación en materia de seguridad es fundamental, por eso han creado, con la Fundación Alia2, el proyecto Familia Segura (www.familiasegura.es) para concienciar a padres, niños y profesores sobre los riesgos y darles herramientas de prevención. 
 
Para seguir leyendo: [+]


Más información AQUÍ
Versión Descargable No Disponible Imprimir Documento Enviar Documento
Facebook Twitter Linked-in
Área Privada - Aviso Legal - Privacidad - Política de Cookies
Copyright © 2011 Website BIENESTARYPROTECCIONINFANTIL.ES - Diseño y desarrollo MultiMedia Team