Las investigaciones policiales comenzaron cuando la Policía Nacional recibió, a través de la Embajada de Estados Unidos en España, una información relativa a varias investigaciones llevadas a cabo por el Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados (NCMEC) de Estados Unidos, relacionada con la presunta comisión de un delito de prostitución y corrupción de menores. 
 
En esta información constaban las denuncias recibidas a través de CyberTip del NCMEC, relativas a diferentes hechos constitutivos de delitos de tenencia y distribución de material pornográfico infantil a través de Internet en España. 
 
COMPARTIR O GUARDAR ES DELITO, DENUNCIA SIEMPRE 
La Policía Nacional continúa advirtiendo a los usuarios de cualquier red social que compartir o guardar este tipo de imágenes de menores es un delito. Este tipo de contenido debe ser denunciado en la propia red social o ante la Policía Nacional.   
 
Loading...
Share This